Sufrimiento artístico
2 star


Título original: Velvet Buzzsaw. Año: 2019. Duración: 109 min. País: Estados Unidos. Dirección: Dan Gilroy. Guion: Dan Gilroy. Música: Marco Beltrami. Fotografía: Robert Elswit. Reparto: Jake Gyllenhaal, René Russo, Toni Collette, John Malkovich, Tom Sturridge, Zawe Ashton, Natalia Dyer, Billy Magnussen, Daveed Diggs, Damon O’Daniel, Valentina Gordon, Peter Gadiot, Pisay Pao, Steven Williams, Kevin Carroll, James Paxton, Kassandra Voyagis, Pat Healy, John Fleck, Mark Steger, Andrea Marcovicci, Christopher Darga, Marco Rodríguez, Kristen Rakes, Sal López, Jasmin Marsters, Time Winters, Scott Peat, Mark Leslie Ford, Rebecca Klingler, Mike Ostroski, Ian Alda. Productora: Netflix.


Así como lo había hecho con su film de 2014 Primicia mortal, donde Dan Gilroy realizaba una enfermiza crítica a la falta de ética y escrúpulos de los medios de noticias televisivas, ahora el director regresa a través de Netflix con Velvet Buzzsaw y otra mirada crítica, esta vez hacia el mundo del arte snob y su comercialización. Para ello, vuelve a contar con la dupla de Jake Gyllenhaal y Rene Russo en los roles principales, el primero como un crítico de arte y la segunda como la dueña de una galería de exhibición. Pero, lejos de todo lo que lograba construir junto a ellos en Primicia mortal, aquí Gilroy lo hace con la misma superficialidad con la que se manejan sus personajes.

La historia se desarrolla entre elementos de géneros como el thriller y el horror siguiendo los pasos del crítico Morf Vanderwalt (Gyllenhaal) y una serie de personajes excéntricos y de nulos talentos que lo rodean. Josephina (Zawe Ashton), una joven que quiere ascender de forma independiente dentro de la compra y venta de arte, halla una serie de provocativas pinturas pertenecientes a su vecino que acaba de fallecer. Tanto el artista como sus creaciones son un completo misterio a descubrir, que marcan una visionaria diferencia ante el entorno egocéntrico y pretencioso del que se alimenta la clase alta carente de visión o sensibilidad artística.

Velvet Buzzsaw 2019 Film

Desde su planteo, el film cuenta con ciertos elementos que lo vuelven interesante, pero su punto débil es la forma en que construye a sus insufribles personajes, luchando por recibir una parte del negocio millonario que logran las exitosas pinturas. Todos ellos resultan carentes de credibilidad ante la caricaturización con las que son representados, y por ende haciendo imposible el sentir empatía alguna o de interesarse en lo que les ocurre. El factor sobrenatural con el que se refuerzan las diferencias de mundos entre el arte falto de visión y las obras de autor tampoco ayuda demasiado a que las cosas mejoren en el desarrollo de la trama, resultando más ridículo que crítico, desde su concepción hasta la forma en que es llevado a la pantalla.

Cuando las pinturas encontradas comienzan a cobrar vida literalmente y afectar a quienes las poseen hasta quitarles la vida, la historia se estructura alrededor de una seguidilla de asesinatos que pueden relacionarse con el hacerle reaccionar y sentir algo por vez primera a este tipo de gente frente a una obra de arte. Las ideas que trabaja Gilroy con su mirada acerca de este sector del medio artístico funcionarían a no ser por su elección de cómo contarlo; no solo porque son ideas que se han visto de mejor forma sino porque en la concepción del director están impregnadas de la misma frialdad carente de emociones y del mundo trivial que critica.

Velvet Buzzsaw 2019

Los personajes están presentes en la historia y los seguimos, más por una reacción autómata que por interés hacia ellos, el cual se va perdiendo durante el desarrollo y ante la torpe forma en que la literalidad de las ideas del director se hace presente. El arte de calidad asesinando a los ambiciosos e incultos comerciantes. Tanto sea por la manera en que los personajes conciben el arte, como el verdadero sufrimiento que invade las pinturas y que alcanza a quienes tienen contacto con ellas, lo cierto es que la obra de Gilroy no interpela ni desde su contenido o su forma. Los artistas deben sufrir por su arte. En el caso de Velvet Buzzsaw, quien termina sufriendo es el espectador.

Por Nicolás Ponisio

Categories: Cine Streaming

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *