Una particular grandeza


Título original: Introduzione all’Oscuro. Año: 2018. Duración: 71 min. País: Argentina. Dirección: Gastón Solnicki. Guion: Gastón Solnicki. Fotografía: Rui Poças. Reparto: Gastón Solnicki, Hans Hurch, Han-Gyeol Lie, Alexandra Prodaniuc, Karin Krank, Ka-Ming Man, Walter Bergmann, Alan Segal. Productora: Coproducción Argentina-Austria; Gastón Solnicki.


Hans Hurch era un ser excepcional, y nadie mejor que su amigo, el cineasta Gastón Solnicki, para introducirnos en la vida de este icónico crítico de cine y director de la Viennale, fallecido en julio de 2017 a la edad de 64 años. En este film, Solnicki recorre Viena mostrándonos los lugares que Hurch frecuentaba, enfocándose en sus costumbres más íntimas y especiales. Desde las postales que escribía hasta la vestimenta especial que usaba y las composiciones que más le gustaban, todo lo que el director nos muestra coloca al espectador en un lugar íntimo, de cercanía con el homenajeado, que raramente podría lograrse a través de un documental tradicional.

El film no intenta seguir la fórmula del relato clásico, sino que se estructura a partir del contenido de las cartas de Hans, el ambiente de Viena, la música y el silencio, y una conversación grabada entre él y Solnicki, mientras el director filmaba Papirosen (2011), película para la cual filmó a sus familiares durante una década y que ganó el premio de la competencia argentina del BAFICI.

INTRODUZIONE ALL'OSCURO

Como suele suceder con otras obras del director, esta película no contó, desde el principio, con una estructura guionada. Es por esto que la narrativa se concretó a partir del montaje y de un estilo planteado en el mismo proceso de producción. Como afirmó el propio Solnicki en el Festival de Venecia, se acordó que no iba a ser una película “sobre” Hans, sino para él. Lo que el cineasta quiso transmitir, entonces, no fueron los sucesos más importantes de su vida personal o profesional, sino su esencia particular, y lo trascendente que resultó su figura para personas como Solnicki y tantas otras allegadas al cine. Por esta razón se le da tanta importancia a las cosas que Hans amó y que formaron parte de él. En ese sentido, Viena, el lugar donde vivió y dirigió el Festival durante 20 años, es también esencial en la película.

En cuanto a la fotografía, Rui Poças (Zama) cuenta con la habilidad de captar lo mágico pero también lo oscuro que subyace en esta ciudad austríaca —a la cual se le hace, a su vez, una critica política. Así, lntroduzione all’Oscuro es una celebración a la vida, a las particularidades y a la profunda marca que dejan en nosotros los seres que admiramos y queremos, dando como resultado uno de los retratos más fieles a un hombre único.

Por Shaki Arias

El film se proyecta a partir del 5 de enero en el Malba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *