Netflix acaba de estrenar Bandersnatch, el episodio especial con el que los creadores de Black Mirror pretenden dejar en manos del espectador el desarrollo de la historia. Ambientada en los años 80, la película interactiva tiene como protagonista a Stefan, un joven programador que intenta trasladar una novela del estilo “elige tu propia aventura” a un videojuego. Interesante punto de partida, que se asemeja a lo que sucede en la realidad con el espectador: a través de su ordenador o móvil, los usuarios de Netflix podrán tomar decisiones sobre el rumbo de la historia, y manipular, casi como si de un videojuego se tratara, las acciones que acontecen en la historia.

Para que el resultado final fuera el adecuado, se rodaron cinco finales distintos, habiendo suficiente cantidad de combinaciones durante el desarrollo del relato como para mantener entretenido al espectador. Y si bien es cierto que la primera opción parece trivial —elegir qué cereales desayunará el protagonista— con el correr del argumento, la apuesta y la complejidad van en aumento.

Para el público poco acostumbrado a los contenidos interactivos, un video inicial explica la dinámica de la propuesta y el espectador debe responder si comprendió lo que tiene que hacer. En este punto, el video sugiere mantener el cursor a mano para elegir las opciones. La duración de la película es de 90 minutos, aunque debido a la cantidad de opciones diferentes, su tiempo de visualización real puede variar.

Categories: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *