Lo esencial es invisible a los ojos


Título original: Elephant. Año: 2003. Duración: 81 min. País: Estados Unidos. Dirección: Gus Van Sant. Guion: Gus Van Sant. Elenco: Alex Frost, Eric Deulen, John Robinson, Elias Mc Conell, Jordan Taylor, Carrie Finklea. Música: Ludwig Van Beethoven. Fotografía: Harris Savides. Productora: Meno Film Company/ Blue Relief.


Un título puede decir muchas cosas y a la vez no querer decir nada. El de esta película dispara varias preguntas: ¿un elefante como símbolo de qué? ¿Una analogía que compara distintos universos? ¿Una metáfora? ¿Una verdad que roza la obviedad pero que ante ciertos ojos parece invisible? Elephant (2003), dirigida por Gus Van Sant, se vale de distintos recursos que van desde su título, hasta elecciones actorales y fílmicas para mostrar cómo, por muy obvia que pueda parecer la violencia y los comportamientos erráticos de las personas, estos indicadores pasan desapercibidos ante la sociedad contemporánea.

El film es una reconstrucción de la masacre ocurrida en el Instituto Columbine en el año 1999, donde murieron 12 estudiantes, un profesor y más de 24 personas resultaron heridas. La historia muestra cómo un día que parece ser uno más en la vida de un grupo de adolescentes termina transformándose en una tragedia. La película refleja los hechos desde la óptica de distintos chicos y chicas representados como clásicos estereotipos dentro de las historias juveniles (el que tiene problemas familiares, el bohemio, las chicas populares, el deportista, la que sufre constantemente de bullying, los incomprendidos y antisociales). Los personajes —dicho sea de paso, ninguno de los actores ni actrices tiene formación actoral— transitan su estadía en el colegio con la normalidad y la parsimonia habitual de un día más. Las historias se irán entrecruzando y convergiendo a lo largo del relato, para armar este rompecabezas, que por momentos, parece ser muy difícil de resolver.

Elephant 2003 Van Sant

Si hubiera que buscar un sentimiento que definiera este film, podría decirse que es la extrañeza o el alejamiento. Gus Van Sant elige contar esta historia de una forma nada convencional, alejándose por completo del relato lineal clásico. Es fría la manera en la que se abordan los hechos, ya que se ponen de manifiesto desde un lugar distante. Esta característica se compone desde la naturalidad (y hasta frivolidad) con la que los personajes transitan todo tipo de situaciones, y desde la cámara que recorre y refleja lo que está sucediendo como si fuese un simple testigo que espía la realidad. Los largos planos secuencia de los recorridos de los personajes por los pasillos, los silencios y la inexpresividad generan incomodidad y hasta impaciencia en el espectador.

La destreza está en la capacidad de reponer un suceso trágico como lo fue esta masacre desde un lugar para nada sensacionalista. El momento de los asesinatos, por ejemplo, está representado como una matanza típica dentro del video juego que juegan los dos asesinos. Resulta original también la forma de retratar los traumas de una sociedad que esconde muchas miserias como los dramas familiares, los trastornos alimenticios, el bullying, la violencia o la compraventa indiscriminada de armas de fuego, desde un lugar que no toma postura por ninguna bandera ni emite juicio alguno, y quizás esto sea lo que vuelve al film polémico y controvertido, por haber decidido contar la historia de una manera que el público no esperaba.

Elephant 2003 film Gus Van Sant

De esta manera, Elephant plantea muchos interrogantes pero no brinda respuestas, invitando a que cada uno reflexione sobre los sucesos que se muestran y se pregunte: ¿Qué razones pueden tener dos adolescentes para cometer semejantes asesinatos?. La verdad parece estar ahí, latente, pesada, grande como un elefante; tal vez estos chicos intentaron manifestar de mil maneras que algo no estaba bien en sus vidas, pero como ya lo dijo Antoine de Saint-Exupéry en su novela El principito: “Lo esencial es invisible a los ojos”.

Por Sofía Stigliano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *