David Bowie en estado puro


Título original: The Man Who Fell to Earth. Año: 1976. Duración: 140 min. País: Reino Unido. Dirección: Nicolas Roeg. Guion: Paul Mayersberg (Novela: Walter Tevis). Música: John Phillips. Fotografía: Anthony B. Richmond. Reparto: David Bowie, Rip Torn, Candy Clark, Buck Henry, Jackson D. Kane, Bernie Casey. Productora: British Lion Film Corporation / Columbia Pictures.


A lo largo de la historia del cine, la gran mayoría de películas de ciencia ficción con temáticas alienígenas, se caracterizaron por contar los hechos de forma bastante reiterativa: representar a los humanos como seres indefensos y reducidos frente a criaturas de otros planetas que solo persiguen la destrucción y aniquilación de la tierra. Pero El hombre que cayó a la Tierra fue una de las excepciones a la regla: considerada una película de culto, casi un film subversivo dentro del género, la película de Nicolas Roeg permite reflejar la vulnerabilidad de un ser extraterrestre que se muestra permeable a las injusticias del mundo y atraviesa todo tipo de sensaciones humanas.

La historia relata la llegada a la tierra de Thomas Jerome Newton (David Bowie) tras huir de Anthea, su planeta de origen, luego de una devastadora sequía. El principal objetivo de Newton en la tierra es la obtención de agua y la posterior construcción de naves espaciales para poder trasladarla. Este ser es dueño de una inteligencia sobrenatural y desarrolla todo tipo de inventos, entre ellos, algunos que revolucionan el mundo —una película fotográfica ultrasensible, un insólito procedimiento de refinado de petróleo, entre otros. Asesorado por el abogado Oliver V. Farnsworth (Buck Henry) registra las patentes de todos sus inventos y al poco tiempo, Newton se convierte en propietario de una gran empresa multinacional que recauda fondos para la construcción de sus naves. Pero no todo sale tal cual lo planeado, ya que en un hotel de Nueva México Newton conoce a Mary-Lou (Candy Clark), una chica simple con la que inicia una relación amorosa y con quien experimenta costumbres terrenales como la moda, el alcohol y el sexo. Estos vicios vuelven su conducta casa vez más errática y sumado a su adicción a la televisión, la relación con Mary-Lou se deteriora. A partir de allí, los planes de Newton se complican cada vez más y tras un boicot por parte del gobierno y la pérdida de su compañía, sus proyectos se vuelven imposibles de realizarse.

El hombre que cayo a la tierra pelicula 1976

Realizada con un estilo muy personal, el director construye esta historia desde un notorio uso del plano detalle, con una estética surrealista y cautivadora que conjuga escenarios de plena naturaleza con ámbitos desolados, naves espaciales que corren por rieles, miradas a cámara de los protagonistas, cuerpos desnudos y un sinfín de escenas eróticas, donde el tacto se pone de manifiesto como un acto primario de descubrimiento de la anatomía humana.

Desde lo argumental, las elipsis juegan a modo de ruptura, ya que dan cuenta de un desarrollo temporal en el cual no sucede nada demasiado evidente a nivel de las acciones, lo que lleva al espectador a estar atento a los detalles sutiles que sirven como disparadores de la percepción de esa misma temporalidad como elemento principal. Puede decirse que desde este punto también, El hombre que cayó a la Tierra es una película subversiva, ya que rompe la lógica clásica del relato y la continuidad en los hechos no se pone de manifiesto por las vías tradicionales.

Pero sin dudas, este film no sería lo que es sin la presencia de David Bowie, que a pesar de atravesar muchos altibajos debido a sus adicciones al momento del rodaje, supo construir un personaje enorme; por momentos 100% alienígena y por momentos 100 % humano, débil y fuerte al mismo tiempo, misterioso y camaleónico, fiel al estilo con el que desarrolló su arte hasta el día de su muerte.

El hombre que cayó a la Tierra pelicula

El hombre que cayó a la Tierra es un film nada obvio y probablemente haya que verlo dos veces para no perder ningún detalle, porque cada elemento que se ve en la pantalla parece construir diferentes sentidos que le dan peso a la historia. Por ese motivo, lo más importante a destacar es la manera en la que el film deja expuesto el tema de la decadencia humana de la mano de un personaje ajeno a este mundo.

Por Sofía Stigliano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *