Por Laura Brosio


Título original: Monsieur Je-Sais-Tout. Año: 2018. Duración: 99 min. País: Francia. Dirección: Stéphan Archinard, François Prévôt-Leygonie. Música: Matthieu Gonet. Fotografía: Pierre-Hugues Galien. Reparto: Arnaud Ducret, Max Baissette de Malglaive, Alice David, Marina Tomé, Feodor Atkine. Productora: Gaumont / Wy Productions.


Señor Sabelotodo, de Stéphan Archinard y François Prévôt-Leygonie, narra la historia de Vincent (Arnaud Ducret), un entrenador de fútbol de 35 años que goza al máximo de su trabajo y de su soltería. Pero su vida da un vuelco cuando debe hacerse cargo de Léo (Max Baissette de Malglaive), su sobrino de 13 años, a quien no conoce y que padece el síndrome de Asperger, un trastorno del espectro autista.

Alejado de su familia y de todo compromiso afectivo, en un principio Vincent rechaza de plano tomar esa responsabilidad y sólo sueña con concretar un jugoso contrato para ir a dirigir a China. Sin embargo, con el transcurso del tiempo, a medida que se van conociendo, Vincent y Léo logran construir un vínculo entrañable y profundo. Léo es un fanático del ajedrez y todo lo tamiza a través de este juego. Por el contrario, desprecia el fútbol, ya que cree que es un deporte simple y predecible. Cuando Vincent decide incluir a Léo en el equipo de adolescentes que entrena, le brinda la posibilidad de encaminar su vida y de no seguir recluido en la casa de su tutora, la madre del protagonista. Además, Mathilde (Alice David), la nueva doctora del club, ocupará un significativo rol en la historia, abogando para que Vincent luche para que su sobrino pueda integrarse a la sociedad.

Señor sabelotodo 2018 film

El guion, escrito por ambos realizadores, está basado en la novela La lógica cotidiana de la felicidad de Alain Gillot. El nudo del conflicto se plantea cuando Vincent debe decidir entre irse a vivir a China –donde ganará una fortuna– o quedarse en su país para dedicarse al cuidado de Léo, resultando en una comedia dramática que es un canto a la inclusión y a la igualdad de oportunidades, que además deja un mensaje esperanzador frente al estigma que sufren las personas que poseen el ya mencionado trastorno.

Si bien el film puede parecer predecible y lineal, esto no quita que presente a dos personajes de suma complejidad y de múltiples matices. Sin duda, el aspecto más enriquecedor que nos entrega la película es el entramado del conmovedor encuentro entre Vincent y Léo, y de cómo cambian diametralmente sus vidas a partir del mismo. Los diálogos entre ambos son de una brillantez inusitada y resultan muy emotivos.

Señor sabelotodo 2018

El tono que predomina a lo largo de los casi 100 minutos de metraje es fresco, coloquial, con algunos pequeños tintes humorísticos. A su vez, debe destacarse el tratamiento adulto y sin golpes bajos de un tema de por sí delicado como es el síndrome de Asperger. En este sentido, sorprende la capacidad y la naturalidad con la cual Max Baissette de Malglaive compone a quien padece este trastorno. A través de los gestos, la voz y la postura corporal, se mete en la piel del personaje de una manera admirable. En tanto, Arnaud Ducret acierta con creces en la evolución que tiene su Vincent, pasando de ser un hombre engreído y superficial a otro sentimental y tierno, transformación causada gracias a su relación con Léo y Mathilde y a las intervenciones de la doctora del club.

Señor sabelotodo es, sin dudas, un film entretenido con un ritmo ágil, sin fisuras en el guion ni demasiadas pretensiones desde el punto de vista estético, razón por la cual queda en el espectador completar, con su reflexión, el mensaje optimista pero no por ello facilista que nos trasmite la historia.

Esta película se proyecta en el marco de la 1era edición del Tour de Cine Francés en Argentina (del 4 al 24 de octubre en Village Cines).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *