#741. She’s Gotta Have It (Spike Lee, 1986)

★★★½ (7/10)

12-shes-gotta-have-it-movie.w710.h473

Nola (Tracy Camilla Johns) es una mujer independiente, vive sola, disfruta de su vida sexual con tres hombres y no le debe explicaciones a nadie. Spike Lee filma la vida de su protagonista con el seguimiento de un documental falso que nos acerca a la opinión que la gente que la rodea tiene de ella y también a ser testigos de las fuertes convicciones y el manejo libre de su vida que la protagonista intenta llevar.

Con el bello registro monocromático que el director lleva a cabo, las imágenes hablan por sí solas siendo una constante descripción de la identidad de esta mujer que cree en el amor libre. Aprendemos de ella tanto siguiendo vida en solitario como junto a su relación con los tres hombres que frecuenta, Jamie (Tommy Redmond Hicks) quien ve a Nola como el amor de su vida, Mars (Spike Lee) quien la ve como objeto de deseo y Greer (John Canada Terrell) quien la toma como un accesorio más en su “prestigiosa” vida neoyorquina. Todas ellas construcciones mentales de cada uno de los hombres que no representan ni un poco de todo lo que verdaderamente es Nola como individuo.

Lee logra resumir y ejemplificar de manera crítica a través de estos tres sujetos, y las situaciones que viven con Nola desde momentos sexuales, bellos gestos amorosos, circunstancias cómicas y llegado un punto hasta violentas, las distintas etapas y pensamientos patriarcales que  terminan apareciendo en las relaciones que mantienen. Por más distintos que cada uno de ellos sean, siempre hay un intento de poner a la mujer, en este caso Nola, en un lugar de propiedad.

Y esto es contado con una genialidad argumental y visual que por momentos recuerda a la mejor época de Woody Allen, cambiando Manhattan por la geografía particular de una Brooklyn que funciona también como otro personaje más. Pero incluso arriesgándose a más, llenando de belleza cada momento de intimidad que funciona al mismo tiempo como reflejo de una relación y como construcción de identidad. De qué manera  Nola se conoce y se siente mujer. Dos ejemplos diferentes pero igual de hermosos son su encuentro en la cama con Mars y por otro lado su encuentro en solitario consigo misma.

La ópera prima de Lee hace valer cada elemento que aparece en escena en función de construir la imagen de Nola y la de los distintos hombres, elementos narrativos que por momentos son utilizados con la omnipresencia del director y por otros con la narración en primera persona de cada uno de los personajes. Todo en pos de fortificar la identidad de la protagonista a la vez que enmarca perfectamente con distintos ejemplos el errado pensamiento masculino, muchas veces ligado a los celos, a acciones posesivas o a ridículas rivalidades falocéntricas.

De esta manera, con sus buenas y malas decisiones, la figura de Nola es mostrada tal y como es. Imperfecta pero con la capacidad y el autorespeto necesarios para entenderse y descubrirse, para ser ella quien decida por su bienestar, por su cuerpo y su lugar como mujer.  Todo ello con el estilo de un director que nos permite a nosotros, el espectador, llegar a conocerla y entenderla de igual manera.

Por Nicolás Ponisio

Anuncios

Un pensamiento en “#741. She’s Gotta Have It (Spike Lee, 1986)

  1. Pingback: #50. She’s Gotta Have It: Temporada 1 – El Escritor Serial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s