#618. Close Encounters of the Third Kind (Steven Spielberg, 1977)

★★★ (6/10)

close-encounters

A través de luces y sonidos, seres extraterrestres llegan y se comunican con nuestro planeta. De la misma forma, Spielberg utiliza el medio audiovisual para conectar con el espectador, narrativa y emocionalmente. Por primera vez aborda el género de ciencia ficción y, como lo ha demostrado en más de una ocasión, su interés se haya en el comportamiento humano. De esta forma, se centra en tres arcos principales. Cada uno de ellos ligados entre sí y maravillados por el encanto lumínico de los ovnis que, a fin de cuentas, no es más que otra forma que adopta el talento del autor.

La tríada protagónica del film está compuesta por Lacombe (François Truffaut), el científico francés situado entre la ciencia y la fascinación por estos seres cósmicos, Roy (Richard Dreyfuss), el hombre común que se obsesiona tras su encuentro cercano, y Jillian (Melinda Dillon), una madre desesperada por encontrar a su hijo Barry (Cary Guffey) quien fue abducido por los extraterrestres. El film, como bien expone Lacombe al estudiar estos eventos, propone un estudio sociológico. Spielberg plasma en el relato una serie de momentos de imaginería artística que construyen suspenso, e incluso terror, demostrando el gran maestro de géneros que es, pero también depositando el carácter importante no en lo deslumbrante del acontecimiento espacial, sino en la humanidad de los personajes mencionados.

Ningún secreto es que el director es un hombre de fe ultra católica, es así que en la construcción de personajes y la puesta de cámara se encarga de incorporar el carácter de iconografías religiosas. Escenas de los diez mandamientos o la idea de fe y destino en visiones de una estructura geográfica, que bien podría tratarse del monte Sinaí, se introducen sutilmente en el relato. Acompañan la evolución de los personajes donde, sobre todo en Roy, la búsqueda de trascendencia es el impulso principal.

Tanto Jillian como Roy son personas adultas que provienen de hogares rotos. Ella, una madre soltera que lo único que tiene en este mundo es a su hijo; él un hombre que no es tenido demasiado en cuenta ni en el círculo familiar ni en el laboral. A una será el amor la que la lleve a emprender su búsqueda de estos seres, al otro la imperiosa necesidad de entender lo que ocurre, de entenderse a sí mismo y de ser más, mucho más de lo que lo que su realidad le ofrece. De allí que la forma de acercamiento a estos seres sea a través de lo visual y lo auditivo, ya que lo sensorial es lo que importa para Spielberg, y aquí claramente lo que sienten sus personajes es la conexión buscada y lograda.

Lo que propone el director como temática y subtexto es sumamente interesante, y a lo largo del recorrido la urgencia existencial de entendimiento se relaciona más con nuestra necesidad que la de los visitantes de otro planeta, pero el film sufre de cierto desencanto a medida que se aproxima a su conclusión. Una pérdida de ritmo, una desaceleración y un sabor a poco que, si bien en ciertos tramos ya contaba con ello, lograban sortearse de mejor manera.

Elementos que demuestran la imperfección de un autor que aún estaba en su propio viaje de aprendizaje y entendimiento. El resultado y las respuestas a los interrogantes no terminan siendo tan interesantes como la construcción de los mismos pero se puede asegurar que, como casi todo en su extensa filmografía, el viaje propuesto es digno de ser recorrido. La hermosa y tensionante escena de la abducción -la mejor en toda la historia del cine-, o la fuerza actoral de Dreyfuss, son pruebas fehacientes de ello.

Por Nicolás Ponisio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s