#1078. No Country for Old Men (Joel y Ethan Coen, 2007)

★★★★★ (10/10)

No-Country-For-Old-Men.jpg

Toda obra dentro de la filmografía de los Coen es una muestra del genio artístico que poseen los hermanos cineastas. Pero en el caso del film basado en la novela de Cormarc McCarthy, no es tan solo una muestra de los grandes autores cinematográficos que son, sino también una reafirmación de ello. Algo que demuestra en todo aspecto la maestría de talento y perfección que poseen.  Y ello es logrado con una visión de la avaricia y la violencia salvaje en los tiempos modernos, narrada a través del clasicismo y la sutileza de un western.

La historia enlaza a sus tres protagonistas, la mayor parte del tiempo sin compartir tiempo juntos en pantalla (y en algunos casos sin nunca llegar a hacerlo), en una maratón de eventos que una vez puesta en marcha, no podrá tener descanso hasta el final. Y ese descanso, a veces, resulta ser eterno. Por un lado está Llewelyn (Josh Brolin), el hombre común que se encuentra ante el horror al encontrar un maletín con dinero en el escenario de un altercado entre narcos. Por otro, la máquina psicópata de matar Anton Chigurh (Javier Bardem), el mal encarnado en la forma de un asesino a sueldo que no se detendrá por nada del mundo hasta recuperar dicho maletín. Y por último la figura de la ley, el sheriff Bell (Tommy Lee Jones), quien está tras los pasos de ambos hombres pero que, como testigo del horror, solo ve la masacre del mundo moderno, la violencia que deja Chigurh tras de sí.

Los silencios, la calma y la irrupción del caos entran en el tempo narrativo con elegancia orquestal, sabiendo darle el lugar a cada elemento dentro de la historia para hacer uso del suspenso, la tensión y el shock de violencia humana que irrumpe de la manera más atroz. A veces de formas muy gráficas, como lo es la presentación del personaje de Chigurh, otras a través del fuera de campo o como resultado de los actos más aberrantes, como lo son los cuerpos víctimas del tiroteo donde es hallado el maletín. Todo ello dispuesto de manera perfeccionista con la impecable elección de colores y puesta fotográfica de Roger Deakins, la disposición de la cámara y la dirección de arte que en conjunto trazan no solo belleza estética, sino también la significancia que todo ello tiene en forma y profundidad.

Lo salvaje entra en juego como algo cotidiano en los tiempos que corren, y por más que se disfrace con el lenguaje de un género clásico, los actos llevados a cabo son inexplicables a través del razonamiento, de la lógica. El único patrón que se sigue es el del placer por el mal per se, la ambición y las fuerzas suficientes para continuar con vida lo más que se pueda. En el caso de Llewelyn manteniendo literalmente una carrera contra la muerte, en el del sheriff resistiendo a la incomprensión de todo lo acontecido. El semblante de Tommy Lee Jones construye a la perfección el pasado y presente de su personaje. Un rostro cual mapa, cruzado por infinitas arrugas, cicatrices de lo visto y vivido a lo largo de los años. La experiencia hecha piel y la mirada nostálgica de tiempos más fáciles, o al menos más comprensibles.

Tal vez ningún tiempo pasado siempre haya sido mejor, pero de seguro más sencillo que el presente. Tanto los eventos principales del film, como lo son las matanzas de Chigurh, como los micro relatos dentro de la historia (anécdotas o noticias de los diarios siempre en boca del sheriff) construyen la realidad del tiempo presente y la identidad de sus personajes en base a sus decisiones y la brutalidad de sus actos. Todo lo que pueden afrontar en una vida salvaje que no temerá en masticarlos y escupir los despojos. Si se sobrevive a ello, al menos como espectador, entonces se puede ser consciente de la obra maestra ante la que se está. Dispuesto a vivirla y sentirla para que quede en uno la marca imborrable tras su experiencia cual arrugas en el rostro.

Por Nicolás Ponisio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s