#943. Ringu (Hideo Nakata, 1998)

★★★½ (7/10)

ring-photo1.jpg

Como otros casos en la historia del cine, como el asesinato descubierto mediante una fotografía en Blow-Up de Antonioni o el accidente reconstruido en Blow Out de De Palma donde las imágenes se transforman en video, en Ringu el elemento visual  cobra una gran relevancia. El video maldito del film es una herramienta de investigación y no tanto de horror, que deposita a la historia dentro de elementos más ligados al misterio y el drama. Lo que denota una búsqueda enfocada en adentrarnos en la historia que en recurrir al mero susto.

La historia está tanto centrada en la reportera Asakawa (Nanako Matsushima) como en Sadako (Rie Inou), ambas mujeres ligadas al video que, una vez visto, asesina a quien lo vio una semana más tarde. El director logra de manera interesante hacer olvidar por momentos que estamos ante una historia con tintes de horror fantasmal al poner como eje principal el misterio y el factor dramático que enlaza a ambas mujeres. Personas que provienen de familias disfuncionales.

La oportunidad que se le da a Asakawa al ponerse tras la pista del video asesino, es en cierta forma recuperar la relación con su distante hijo y su ex marido, a la vez que se reconstruye paulatinamente la trágica suerte que tuvo la familia de Sadako. Las imágenes reproducidas por la cinta poseen una atmósfera inquietante e hipnótica que, si bien sirve como elemento de horror, nos recuerda con cada reproducción la importancia de ver y hablar de lo ocurrido con el fin de poder evitarlo en el futuro. El abrazo de Asakawa al cadáver de Sadako es la acción tardía que ambas merecían.

Su director, Hideo Nakata, utiliza de manera correcta la presencia del factor miedo, sobre todo con la escena que inicia el film, dándole una importancia como elemento atemorizante pero sin nunca olvidar que a través de ello puede ofrecer las pistas necesarias para que no sea un recurso sin contexto. Pero más importante todavía es la forma en que en su desarrollo puede prescindir bastante del terror, para apelar al interrogante y la desesperación de sus protagonistas. Nuestra empatía está con ellos, ypor lo tanto, que les suceda algo el verdadero temor surgido del film.

Por Nicolás Ponisio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s