#OFF TOPIC. Baby Driver (Edgar Wright, 2017)

★★★★½ (9/10)

Baby-Driver-Baby-Ansel-Elgort-with-map-copia.jpg

Edgar Wright, como ha sabido demostrar en trabajos anteriores, siempre ha hecho buen uso del dinamismo visual en conjunto al humor que sus imágenes y personajes despiertan. Resultado de lo mismo, ha sido el recurso de amalgamar distintos géneros. Y si bien éstos responden a ciertos rasgos y arquetipos para nada nuevos, logran ser reutilizados y contados de una manera tal que terminan resultando nuevos ante la mirada del espectador, quien se divide entre la risa y la imposibilidad de mirar por un segundo a otro lado que no sea la pantalla.

Con Baby Driver, Wright conforma el punto más álgido hasta el momento de su creciente carrera cinematográfica. Y lo hace con un carácter dinámico y vertiginoso que escapa a pertenecer solo a las hermosas secuencias de persecuciones, sino que lo extiende a lo largo de todo el film con la edición, la música y sus personajes. Y es que su sexto film, y el segundo perteneciente a su etapa estadounidense, el director británico incursiona enteramente en el género de acción y a la vez, crea una nueva categoría de film: el musical de acción.

Al frenético y estimulante ritmo de las imágenes se suma la banda sonora como un personaje más de la historia. Y por más que es cierto que el director siempre le ha dado su importancia en los films a la música, aquí funciona como una extensión del mismo Baby (Ansel Elgort), el protagonista del relato. Conductor de un capo criminal (Kevin Spacey) para saldar una deuda del pasado, Baby solo precisa ponerse detrás de un volante y darle play a su Ipod para escapar de las autoridades con cada nuevo robo a un banco. Luego de eso, solo le sigue una continua carrera que coordina violencia y música.

Explicando por completo al personaje en la introducción y los créditos iniciales (y dejando en claro la identidad de género tanto como acción y musical), el film destila una combinación de disfrute total al ver a Baby dentro y fuera del auto. Sea por su destreza al volante o por su danza al andar, la edición del film da una pequeña probada de cómo sabe poner en la misma sintonía la acción, el humor y la música, coordinando a los tres elementos para que el film en sí mismo sea una pista asesina. Y como los buenos discos, en Baby Driver todo irá en aumento en pos del placer del público.

Diseñado constantemente con una coreografía digna de los más grandes musicales, el film nos conduce, con Wright al volante, a través de su narrativa repleta de detalles en el diseño del arte, que entran en juego con el ritmo y el tema perfecto en la escena adecuada. Lo cual ya es decir mucho sabiendo que el soundtrack cuenta con 43 temas, produciendo de alguna forma el mismo efecto que el director realiza con los géneros cinematográficos al escoger un sinfín de estilos y ritmos musicales (Rock, Jazz, Pop, electrónica y más).

Todo crea un deslumbre audiovisual acentuando su virtuosismo en la aceleración originada por la velocidad al volante y el montaje que por momentos sobrepasa a la rapidez y la violencia de colisiones. Cada aspecto, por más distinto que sea uno del otro, cumplen con un cometido en común: el disfrute absoluto por casi dos horas. Baby Driver sin lugar a dudas es una aplanadora que se posiciona con toda su furia y estilo en la delantera como una de las mejores producciones de esta segunda década del siglo XXI.

Y si alguien piensa que la adrenalina generada se irá luego de pasar por la experiencia arrolladora de verla, ésta solo irá acrecentándose a niveles inimaginables. Tomen el consejo de alguien que mientras escribe, no puede parar de escuchar el soundtrack. Mucho menos de dejar de sentir la fuerza de choque del film en el cuerpo. Abrocharse el cinturón, de más está decir, no va a servir de nada.

Por Nicolás Ponisio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s