#652. Monty Python’s Life of Brian (Terry Jones, 1979)

★★★½ (7/10)

monty-pythons-life-of-brian

¿Qué nos dieron los franceses?¿Qué nos dieron los judíos? Cine a toneladas ¿Qué nos dieron los ingleses? a los Monty Python y una comedia que satiriza sobre la vida humana, la historia del hombre y que hoy en día sigue vigente, demostrando que no hemos cambiado nada en todos estos años.

El tercer film del grupo cómico, quienes aparecen en el mismo en la piel de muchos de los personajes secundarios, hacen uso del gag satírico e irreverente que los caracteriza centrándose en Brian (Graham Chapman), un contemporáneo de Jesús que nace en el pesebre de al lado y es confundido momentáneamente por los reyes magos como el hijo del señor. Confusión que no sería la última en darse en la vida de Brian.

El film de Terry Jones indigna a gran parte del catolicismo, cuando en realidad lo que hace es llevar a cabo un duro golpe contra el fanatismo en general. Todas las religiones pueden alzar la mano aquí, junto a la política y la crudeza humana, la cual no llega a ser una The Passion of the Christ (Mel Gibson, 2004) pero que al parecer termina indignando de igual forma a la gente que no entiende el humor ni aunque le salte encima cual Brian sobre un dudoso profeta.

A pesar de seguir una narrativa lineal, el film de Jones traduce al relato en una sucesión de diversos gags, así como lo hiciera el grupo cómico en su show y en sus dos primeros films, que remarca la caricaturesca estupidez humana de ambas partes, tanto de los temibles romanos como de la asociación revolucionaria del frente popular de Judea (cualquier semejanza con la realidad es solo un chiste).

Es así como estamos ante situaciones tales como el accionar administrativo a la hora de organizar una crucifixión, el fanatismo ciego de una multitud que precisa de una figura milagrosa que los guíe o, quizás la mejor escena de todo el film, el momento en que los propios judíos que planean arremeter contra los romanos dejan en evidencia las mejoras en su vida que ha realizado el régimen imperialista.

La presencia de Brian le da a todos los sucesos una conexión de sentido ante tanta locura irreal que, exceptuando el momento sci-fi, no es mas ni menos que la locura y el sin sentido que nos rige y moviliza aún hoy en día. John Cleese, Terry Gilliam, Terry Jones y compañía pueden haber sufrido una avalancha furiosa de fanáticos religiosos, atacados por su propio contenido, pero al menos a diferencia de estos (e incluso del realismo crudo de Mel Gibson), los Python se acercan a la realidad desde el costado sano del humor, riéndose de nuestras propias características inherentes, logrando aceptarlas y no negándolas. Life of Brian de alguna manera termina siendo, a pesar de todo lo malo o negativo, una manera más de mirar el lado bueno de la vida.

Por Nicolás Ponisio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s