★★★★ (8/10)

La guerra de Vietnam narrada (casi totalmente) en primera persona. Un soldado raso que es fiel testigo de las miserias humanas en sus diferentes expresiones. La derrota en la guerra pero antes una derrota cultural, conceptual. El enemigo oculto pero certero rondando en la mente de los soldados, y finalmente, abalanzándose sobre sus cuerpos. La guerra dentro de la guerra. El enemigo está dentro del mismo pelotón. No tardarán (ni tardaremos) mucho en descubrirlo. La burocracia, la supuesta justicia marcial que no refleja en absoluto la verdadera justicia animal que se sobrepone en momentos de crisis y temor a la muerte. Los cuerpos siendo arrastrados por una pala mecánica (con reminiscencias al Holocausto). Las drogas como forma de escape. El calor que hierve la sangre y las sanguijuelas dentro de la piel.

Pelotón es una mezcla entre Apocalypse Now (1979) y La Delgada Línea Roja (1998), porque intenta reconstruir los eventos de una guerra a través de la subjetividad de sus protagonistas. A medida que transcurre la película, la voz en off de Charlie Sheen nos va adentrando en su pensamiento. Le habla a su abuela y tiene miedo, está arrepentido de haberse alistado en el ejército. Sus compañeros no pueden entender cómo es que lo hizo ya que todos fueron por obligación. Pero la película también nos muestra como el protagonista puede, a partir de eventos desagradables para cualquiera, hacer un balance hacia el final y pensar en las cosas que se pueden mejorar en el futuro, y que, en algún punto, la justicia se sobrepone a la injusticia.

Por Hernán Touzón

Categories: 1001 Películas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *