#792. Who Framed Roger Rabbit (Robert Zemeckis, 1988)

★★★★★ (10/10)

who-framed-roger-rabbit

Pueden llamarlo limbo, pubertad, madurez o simplemente un trayecto a medias, pero Quién engañó a Roger Rabbit puede ubicarse dentro de todos esos términos a la vez. El film de Robert Zemeckis (a quien le debemos otros clásicos como Volver al Futuro, Forrest Gump, La muerte le sienta bien o esa maravilla de serie llamada Cuentos de la cripta) es crecimiento en estado puro. Una obra que no llega a ser para niños, ni tampoco para adultos y que sin embargo engloba todos los componentes necesarios para encantar a ambas generaciones por igual. Melancólico por donde se lo mire pero sin añorar los viejos tiempos, homenajea al cine de ayer sorprendiendo con las técnicas del mañana.

El film comienza con una clásica apertura de caricatura que recuerda a los dibujos de la Warner pero, la violencia animada no tarda en dejar lugar al realismo humano y a crimen, el sexo y los tiempos que corren dentro de las reglas del cine negro de los cuarenta (femme fatale incluída por dos ya que la curvilínea Jessica Rabbit es interpretada por Kathleen Turner, símbolo sexual de los ochenta). Zemeckis logra reflexionar acerca de la llegada de la modernidad, el villano de turno quiere destruir Toontown para construir una autopista, utilizando justamente innovaciones como la inclusión de personajes animados y reales. Los personajes son mezclados tanto con técnicas clásicas (animación a mano) como nuevas (sombras y detalles digitales que aportan un mayor efecto de segunda dimensión) gracias al trabajo de Richard Williams, el encargado de dirigir las secuencias animadas.

El cruce entre lo nuevo y lo viejo es una constante en Roger Rabbit que posee el logro de encajar a la perfección dos mundos tan disímiles, hacerle honor a los respectivos géneros y sobre todo, darle el respeto que se merece. El imaginativo mundo creado no tiene límites, haciendo hasta posible que uno pueda morir de risa, literalmente. Zemeckis lejos está de intentar transmitir que todo tiempo pasado fue mejor, sino que su misión es la de recordar que lo bueno del pasado aún sigue vigente y se puede convivir con ello a la vez que adoptamos las formas de los nuevos tiempos. La cumple con éxito, haciéndonos desear que eso no sea todo, amigos.

Por Nicolás Ponisio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s