★★★★★ (10/10)

Jagten es una película que funciona como reflejo universal y que demuestra no haber distancia cultural o social en el planteo del pueblo danés de Vinterberg, lo cual resulta cercano (separando las distancias geográficas) para cualquier espectador. Realiza una lectura acerca de la estigmatización social y de la hipocresía parándose (u observando) del lado opuesto al habitual.

¿Quién es el verdadero monstruo? ¿La persona acusada de pedofilia, la mirada acusadora de compañeros de trabajo, el desprecio y linchamiento por parte de las personas que uno creía conocer, o incluso la barbarie y el hostigamiento de los “apacibles” ciudadanos? Los hechos y actos narrados a través de la cámara de Vinterberg (lo crudo fotografiado con belleza) indignan y entristecen a la vez.

La imagen sometida (Mads Mikkelsen irradia genialidad, sea actuando como víctima o como la impecable mente psicópata de Hannibal Lecter) jamás puede cambiar así como tampoco lo puede hacer el efecto demoledor que genera la obra del director danés. En un momento dado, uno de los personajes dice con dolor: “Hay mucha maldad en el mundo”. Lo triste de esas palabras es que cualquiera que pueda pronunciarlas también puede ser quien actúe con dicha maldad.

Por Nicolás Ponisio

Categories: Otras Miradas

0 Comments

Jagten / The Hunt (Thomas Vinterberg, 2012)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *