1/2 (1/10)

Una comedia dramática con elementos de cine policial. La película se sustenta únicamente en la caracterización realizada por Spencer Tracy, pero se nota que fue hecha a las apuradas y sin mucho hincapié en los detalles. En definitiva, el cine es un arte de los detalles, allá donde no hay historia (o la misma carece de interés), un director puede enfocarse en los gestos, en el significado de las miradas, y en diferentes rubros ténicos para decirnos algo. En este caso, el director no parece estar interesado en eso sino más bien en contar una historia completamente trivial y pasatista, llena de chistes que no funcionan y con un final muy previsible.

Por Hernán Touzón

Categories: 1001 Películas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *