★★★1/2 (7/10)

Melodrama clásico que, para la época, ofrece un punto de giro sobre la visión del matrimonio y la vida familiar. Stella, mujer humilde de clase baja se enamora y casa con un acaudalado hombre de negocios. Éste podría ser el final feliz de cualquier película acerca de una pareja y su lucha en pos del amor. En cambio, lo que decide hacer el director King Vidor es mostrarnos la realidad que se le es negada al espectador detrás de los créditos finales. Es así como somos testigos de discusiones maritales, una mujer que no encaja, y nunca lo hará, en los grandes circulos sociales y finalmente el desgarrador sacrificio de una madre por su hija. Deslumbra todo el tiempo la performance de Barbara Stanwyck, contrastando a su madre sufrida con los personajes fríos, calculadores, sin dejo de emociones por los cuales suele ser recordada. Vidor cree en los comienzos felices más no en los finales. En vez de otorgarnos el bello cuento romántico que sirve como escape de la realidad, nos abre los ojos chocándonos fuertemente con el verdadero rostro del amor.

Por Nicolás Ponisio

Categories: 1001 Películas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *