Jeux Interdits (René Clément, 1952) con Brigitte Fossey y Georges Poujouly

★★★★★ (10/10)

Jeux Interdits (Forbidden Games en inglés) comienza como una película netamente realista: el bombardeo nazi, las muertes, una niña que queda huérfana; realismo en su máxima expresión. Pero de una forma mágica y extremadamente original para la época, la película logra combinar esa estética con una historia infantil cargada de simbolismos y misterio, en la que dos niños (los protagonistas de la historia) comienzan a entender el sentido de la muerte (y de la vida) a través de sus juegos, rodeados de fantasía y, principalmente, invención. La realidad, como siempre, no da tregua, pero por esos minutos de fantasía es que vale la pena revisar y rever esta obra maestra del cine francés.

Por Hernán Touzón

Categories: 1001 Películas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *